Noticies‎ > ‎

Jardín Micológico ‘La Trufa’, Priego de Córdoba





El Jardín Micológico ‘La Trufa’ y el Centro Andaluz de Micología situados en Priego de Córdoba, dentro del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, es un espacio para conocer la presencia de setas y hongos de los diversos hábitats andaluces.

El Parque Natural de las Sierras Subbéticas en la provincia de Córdoba es de un enorme interés geológico, de hecho está incluido en la red de geoparques de Europa como Geoparque Sierras Subbéticas y uno de sus principales atractivos es el Ecomuseo de la Cueva de los Murciélagos, cerca del pueblo de Zuheros. Pero entre sus duros paisanajes también se encuentra una importante vegetación entre la que hay una treintena de especies endémicas. Hace pocos años se abrió en la aldea de Zagrilla, en Priego de Córdoba, un nuevo centro de la red de jardines botánicos con la particularidad de que por primera vez el lugar estaba dedicado a las setas y hongos que pueden hallarse en Andalucía.

Pasear por el Jardín Micológico La Trufa supone un atractivo diferente pues las protagonistas aquí tienen nombres como faisán, colmenilla, gurumelo, níscalo, rúsula, tana o boletos. Su importancia es vital en el ecosistema mediterráneo, he aquí una puerta de entrada única al fascinante mundo fúngico de los ecosistemas andaluces.

Itinerario por el Jardín Micológico ‘La Trufa’

El recorrido por el Jardín Micológico de Priego de Córdoba transcurre por una representación por los ocho principales ecosistemas de Andalucía. Las especies más comunes, las más singulares así como las que se encuentran amenazadas podrán apreciarse en el discurrir por este lugar.

Bosques de Ribera

Las especies se ubican aquí en función de sus necesidades hídricas e hidromorfía del suelo. La seta de chopo o la seta de mimbre así como la colmenilla son algunas de sus variedades.

Encinar-Quejigar

En concreto la muestra corresponde con el encinar con peonía característico del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. En las zonas con mayor humedad del mismo pueden verse el cortinario trivial, la pipa, el faisán o la carbonera. Entre las trufas es la trufa de verano la más habitual.

Pradera o Pastizal

Estos ecosistemas aparentemente áridos ofrecen grandes recursos para la explotación sostenible de recursos. La actividad ganadera o aprovechar las setas que crecen en él son dos de ellos, de hecho para el crecimiento de algunas de las setas se necesita el estiércol que el ganado genera como sucede con n la barbuda, el parasol, la seta salero, la seta de cardo, el bejín de prado, la seta de los cementerios y Galeropsis laterita. Champiñones silvestres o la trufa del desierto son otras especies de dicho ecosistema.

Pinsapar

Aunque el hábitat de este abeto endémico está bien lejos de la Subbética, en la Sierra de las Nieves y en la Sierra de Grazalema, Málaga y Cádiz respectivamente, por ser un lugar tan particular de Andalucía se han reproducida algunas de sus setas más habituales como el gonfidio mucoso y la Xerula melanotricha.

Matorral-Jaral

Los montes de jara y romero de Andalucía son propicios para una buena variedad de hongos. Entre ellos tenemos que destacar al gurumelo, probablemente la mayor joya micológica andaluza. Especialmente famosos son los del Andévalo onubense, pero también podrá verse en este representativo espacio de Priego de Córdoba. El nízcalo peloso y el nízcalo de jara son otras de las setas habituales del ecosistema de matorral.

Pinar

El pinar de este jardín está compuesto por cinco variantes de pino: piñonero, resinero, laricio, silvestre y carrasco. El nízcalo, el boleto baboso, el boleto granulado y la llamada seta de la risa (sí, saquen sus propias conclusiones) son algunas de las más comunes en los pinares.

Castañar

En la Sierra de Aracena o en La Axarquía malagueña hay algunos ejemplos de estos bosques caducifolios que crean impresionantes contrastes de colores. Su rinconcito en este jardín cuenta con la conocida lengua de buey, la seta membrillo o la tana entre las más comunes.

Alcornocal

Los bosques de alcornoque y encina conforman una de las masas forestales más importantes de esta comunidad. Solo hay que pensar en la enorme extensión del Parque Natural de los Alcornocales o las amplias dehesas repartidas por toda la Sierra Morena. Algunas de las especies más ricas de degustar como el ya mencionado gurumelo, el rebozuelo o el nízcalo arrugado.

El Centro Andaluz de Micología completa la oferta de este rincón de la Sierra Subbética. Destaca en él la exposición de esculturas gigantes de setas y hongos realizadas por el artista Marcos Domínguez Alonso o la sala microclimática de setas en vivo que suponen un buen broche a la visita del recinto situado junto a la aldea de Zagrilla en Priego de Córdoba.

mas info................http://enmipueblo.org/2014/03/12/jardin-micologico-la-trufa-priego-de-cordoba/