Reculls‎ > ‎

Chile: el nuevo referente del cultivo de la trufa negra



Publicado FIA ministerio de agricultura de Chile 

De ser uno de los condimentos más codiciados a nivel internacional que no existían en Chile, hoy –gracias a la Fundación para la Innovación Agraria y la empresa privada– se cultivan 300 Hectáreas y para el 2025 se pretende lograr una producción de más de una tonelada anual para así posicionarse en los mercados internacionales. 

Hasta hace unos años era impensado que en Chile se produjera la trufa y hoy – gracias al apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y a la empresa Agrobiotruf S.A–  este cultivo busca posicionarse en los mercados internacionales, convirtiéndose en una nueva alternativa de negocio agrícola para los productores de las regiones Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío, la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. 

En este contexto, se realizó el evento gastronómico “La fiesta de la trufa chilena”, en el marco del proyecto “Trufas made in Chile: posicionamiento de la truficultura chilena como actor relevante en los principales mercados internacionales”, desarrollado por la empresa Agrobiotruf S.A. 

La actividad se realizó en el Emilia Romagna Ristorante de Concepción, donde se elaboraron y degustaron diferentes platos con trufas chilenas, especialmente preparados por chefs provenientes del Italian Food Style Education Culinary Institute. 

La actividad fue encabezada por el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, el seremi de agricultura de la región del Biobío, Rodrigo García y la directora regional de Prochile, Sandra Ibáñez, además de destacados chefs, prensa especializada gourmet y productores nacionales.

 Este local será el primero en ofrecer trufas en su menú de forma permanente y en realizar eventos con trufa negra nacional cada año. Convirtiéndose éste en el primer evento gastronómico de este tipo en la región del Biobío.

 Chile fue el primer país de Sudamérica en cultivar esta especie —las primeras trufas fueron cosechadas en el 2009 en Panguipulli, Región de Los Ríos— abriendo una nueva alternativa de negocio agrícola a largo plazo, para productores que vieron en este cultivo una serie de ventajas en comparación a los tradicionales.

 No obstante, una de las limitantes era la falta de un manejo agronómico que aumentara y estimulara la producción de las truferas nacionales,  la carencia de una normativa que regulara la exportación e importación de un producto de calidad certificada y la falta de asociatividad entre productores nacionales. 

Es por esta razón que la empresa Agrobiotruf S.A., con el desarrollo del proyecto FIA, estableció un manejo agronómico que permitirá prontamente aumentar y estimular la producción de plantaciones nacionales. A su vez, la empresa ya logró realizar la primera certificación de trufa negra producida en Chile y la formación de la primera Asociación de Truficultores de Chile,  “la que actualmente cuenta con 29 productores que abarcan una superficie de 60 Ha. Esto permite generar vínculos comerciales para exportar nuestros productos y optar a mejores precios en el mercado internacional”, indicó el coordinador de la iniciativa, Rafael Henríquez. 

En el país actualmente existen 300 Ha de cultivo y el crecimiento anual esperado es de 50-60 hectáreas de cultivo por año y se espera que a partir del 2014 la producción total anual se incremente cada año en unos 30 Kg.

 “Una hectárea de trufa negra en plena producción, puede generar retornos superiores a los US$ 30.000 anuales. El cultivo presenta bajos requerimientos de fertilizantes y mano de obra, por lo que puede ser una excelente oportunidad de agronegocio en el mediano a largo plazo, en donde los pequeños y medianos agricultores pueden tener una buena posibilidad de negocio si aprovechan los incentivos de la ley de fomento al riego y también, cuando sea aprobada, la nueva ley de fomento forestal”, indicó el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría. 

La cantidad total de trufas producida en el 2013 fue del orden de 30 Kg de los cuales 17 Kg fueron para consumo nacional y 13 Kg fueron exportados. El kilo de trufa tiene un valor comercial que fluctúa entre los 1000 a 1500 dólares (500 mil a 800 mil pesos).

 En el 2014 se espera alcanzar una producción total de 50Kg. Ya existen pedidos por 35-40 Kg para ser enviados a México, Brasil y E.E.U.U., mercados que compran a buen precio por ser de contraestación y libre de tasa arancelaria para la importación de estos productos. 

Un mercado con futuro 

“Las trufas, como producto gourmet, no tienen competidor. En Chile, y Sudamérica, logramos que se cultivara, desarrollando la tecnología necesaria y las capacidades para hacer esto posible. Hoy queremos dar a conocer en profundidad este cultivo, y al 2025, pretendemos lograr una producción de más de una tonelada anual”, agregó Rafael Henríquez.

 La trufa negra del Perigord (Tuber melanosporum) es un hongo micorrícico que crece naturalmente asociado a las raíces de encinas (Quercus ilex), robles (Quercus robur) y avellanos europeos (Corylus avellana), en suelos calcáreos en determinadas zonas de Francia, España e Italia. Ellas son consideradas dentro de los hongos comestibles más finos y tienen un gran prestigio en la gastronomía internacional junto al caviar, azafrán y foie gras. 

Es cosechada en invierno, usando perros especialmente adiestrados donde los buscadores las extraen cuidadosamente. Estas crecen de forma superficial, encontrándose como máximo a los 20 centímetros bajo el suelo.

 Productores chilenos en Nueva York 

La Directora Regional de ProChile Biobío, Sandra Ibáñez, destacó que “la exportación de trufa es un ejemplo de lo queremos para nuestros pequeños agricultores”, ya que permite “el desarrollo de cultivos de alto valor, que ofrecen nuevas alternativas para los productores agrícolas y que además tienen una interesante demanda internacional”.

 “Comercial Trufa” será una de las siete compañías productoras de trufa de la Región del Biobío que participarán el próximo 23 de junio en una Misión de Pre-Internacionalización a Estados Unidos. En este contexto asistirán a la “Summer Fancy Food Show 2014” en Nueva York, considerada como la principal feria de América de productos delikatessen, alimentos naturales, kosher y servicios.

 “Se tratará de una gran oportunidad para que los productores de trufa nacionales profundicen sus conocimientos de cómo funciona el mercado internacional de los productos gourmet, puedan mejorar su oferta y diversificar sus clientes en el extranjero”, señaló Sandra Ibáñez.