Reculls‎ > ‎

El uso de la trufa negra en la cocina despierta gran interés entre los turolenses



Article publicat a Diario de Teruel  28.02.2014

 

"¿Cómo debo conservar la trufa?" "¿Se mantiene en aceite de oliva?" "¿Durante cuántos días se puede consumir fresca?" "Si está congelada, ¿cómo debo usarla?".

 

"¿Cómo debo conservar la trufa?" "¿Se mantiene en aceite de oliva?" "¿Durante cuántos días se puede consumir fresca?" "Si está congelada, ¿cómo debo usarla?". Estas eran algunas de las preguntas que formularon ayer los asistentes al taller organizado dentro de las II Jornadas gastronómicas de la trufa negra y que se desarrolló en Teruel y que tenía como principal objetivo mostrar los distintos usos que el exquisito hongo tiene en la cocina.

 

"Lo mejor es utilizarla en fresco y hay infinidad de recetas sencillas en las que se puede añadir trufa negra", comentó Isabel Adán, miembro de la Asociación de Mujeres de Sarrión, que ayer fue una de las que impartió el taller en la sede de la Asociación de Empresarios Turísticos de Teruel.

 

En el taller, en el que las personas inscritas superaron las plazas previstas, varias de las mujeres de la asociación de Sarrión explicaron a los asistentes cómo elaborar una sencilla ensalada que se culmina con láminas de trufa, unas patatas asadas con la tuber melanosporum rayada o huevos fritos. También pudieron degustar distintos productos elaborados con trufa como queso o foie.

 

"Lo más importante es popularizar el consumo de trufa porque aunque sea un producto caro, no es necesaria gran cantidad para la elaboración de recetas", matizó Adán haciendo referencia al mito social sobre que la trufa negra es un producto gourmet.

 

Con la demostración que realizaron en el taller que se desarrolló ayer ayudaron a desmitificar la trufa negra como un producto al alcance de pocos.

 

Y es que, con sus propuestas, mostraron cómo empleando poca cantidad de trufa negra de Teruel, dada la intensidad de su aroma y de su sabor, se consiguen deliciosos y aromáticos platos que a ningún paladar dejan indiferentes.

 

Con esta última iniciativa que se celebró ayer concluían los talleres previstos en la II edición de las Jornadas Gastronómicas de este tesoro culinario. Y lo hacían con un balance muy positivo como demuestra la alta demanda de los ciudadanos, algunos de las cuales, se han tenido que quedar en reserva por falta de plazas.

 

Tanto en el taller celebrado el 19 de febrero en el hotel Guadalope de Alcañiz, como en el que se desarrolló ayer en la capital turolense, los asistentes desbordaron las previsiones y superaron las plazas previstas.

 

Además, como en el resto de talleres, ayer se ofreció una degustación de vinos del Somontano, en este caso Viñas del Vero, patrocinador de las jornadas y acompañante perfecto de las tapas a 3 euros con la copita de vino y menús desde 15 euros que a lo largo de febrero y marzo se están sirviendo con mucho éxito en bares y restaurantes de la provincia.

 

"Las jornadas están marchando muy bien, y al ser la segunda edición, hay muchos clientes que piden los menús y platos elaborados con trufa", explicó la secretaria de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Teruel, Catalina Fondestad.

 

Según contó, hay mucha gente interesada sobre todo por dónde acudir para comprar el producto. "Desde la asociación se recomienda adquirirlas por internet a cualquiera de los truferos".

 

Sin embargo, Catalina Fondestad reconoció que la comercialización en establecimientos especializados "cercanos a los clientes" facilitaría el mayor consumo de la trufa, así como en mercadillos instalados en los pueblos de Gúdar-Javalambre aprovechando la temporada de esquí.

 

Boleto premiado

 

Desde la Asociación de Teruel Empresarios Turísticos animan a todos turolenses y visitantes a seguir participando en estas suculentas jornadas y a seguir pidiendo sus rascas con cada consumición. De hecho, ya se conoce el establecimiento en el que salió el primer rasca premiado con 1 trufa de 20 gramos: Bar-Polideportivo San Fernando.

 

Todavía quedan cuatro trufas escondidas tras estos rascas además de otros premios en juego como productos trufados.