Reculls‎ > ‎

La Diputación de Zamora subvenciona la forestación con plantas de trufa negra

Article publicat a lainformacion.com 09.05.2014

La Diputación de Zamora ayudará a los municipios de la provincia en la plantación de encinas y quejigos micorrizados con trufa negra mediante una novedosa línea de subvenciones que ha sido publicada este viernes en el Boletín de la Provincia y que tiene como finalidad proponer alternativas económicas viables en el sector forestal.

La Diputación de Zamora ayudará a los municipios de la provincia en la plantación de encinas y quejigos micorrizados con trufa negra mediante una novedosa línea de subvenciones que ha sido publicada este viernes en el Boletín de la Provincia y que tiene como finalidad proponer alternativas económicas viables en el sector forestal.

Estas ayudas, que son una novedad en Castilla y León y que la Diputación convoca por primera vez, están dirigidas a subvencionar la compra de las plantas, que deberán ser destinadas a nuevas plantaciones en terrenos municipales de entidades locales o ayuntamientos de la provincia menores de 5.000 habitantes, aunque exclusivamente a los pertenecientes a las comarcas del este provincial, en Toro, Guareña, Tierra del Vino, Tierra de Campos y Benavente.

Las comarcas del oeste presentan, en general, suelos muy ácidos, lo que no las hace apropiadas para que la trufa salga adelante.

La cuantía total máxima de esta subvención ascenderá a la cantidad de 10.000 euros, que es la cantidad consignada por la Diputación para el fomento de este tipo de superficie forestal y la plantación deberá ser realizada por los ayuntamientos antes del próximo 30 de noviembre en terrenos que han de cumplir una serie de requisitos edáficos que los hagan apropiados para la adecuada supervivencia de la plantas y su micorrización con la trufa negra.

ACIDEZ DEL SUELO

De hecho, entre la documentación que la Diputación exigirá a los ayuntamientos que se acojan a estas ayudas, habrá un análisis del suelo que deberá ser calizo, con caliza activa, y por tanto con un PH por encima del alcalino básico.

Otro de los requisitos que deberán cumplir los ayuntamientos es que los terrenos a reforestar tengan una superficie entre una y cinco hectáreas y que las especies utilizadas sean la encina o el quejigo con trufa negra, a razón de 250 plantas por hectárea. La densidad de plantas por hectárea no podrá ser modificada, salvo por causas debidamente justificadas.

La planta podrá adquirirse en cualquier vivero especializado siempre que certifique su procedencia, el correcto estado de micorrización y se someta a la inspección, previa a la realización de la plantación, por técnicos de la Diputación.

Las solicitudes, deberán presentarse en el plazo de 30 días naturales contados a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y la cuantía total de la subvención se repartirá entre todas las solicitudes presentadas de acuerdo con la cuantía solicitada y en función de la superficie de la parcela.