Reculls‎ > ‎

Trufa negra: un lujo del verano

 
Article publicat a La Gastroteca

Escrito por M.Rivero

Trufa negra: un lujo del verano

El verano es la estación de los productos frescos y de temporada, y por lo tanto, es el mejor momento para comer bien, bueno y barato. Pero no solo comer barato, ya que también en verano se pueden conseguir algunos de los productos gourmet más exclusivos y costosos, esos que convierten cualquier menú en un plato de lujo al alcance de los paladares más exigentes. Uno de esos productos que son típicos del verano, además de exclusivos, son las trufas negras de verano.

La recolección de la trufa negra en verano

Tuber Aestivum vittad es la trufa que se recoge en verano, y que se puede encontrar hasta principios de otoño. Se trata de una variedad que, debido a sus propiedades, se puede consumir casi todo el año, ya que permite una buena conservación, pero es solo durante la temporada estiva cuando este producto se puede consumir fresco.

La trufa de temporada es apreciada por su sabor y calidad, y comparable a la trufa de invierno.

La trufa de verano en gastronomía

Los usos en gastronomía son muy similares a los de cualquier tipo de trufa, perfecta para la preparación de platos con carne y platos de verduras, pero también en ensaladas, y en algunos postres.

Gracias a sus particularidades, la trufa de verano es algo más barata que la de invierno, y por lo tanto, puede ser una buena solución para probarla.